Seleccionar página

Ante la reciente publicación en los medios de comunicación de Valencia una noticia relacionada con la actualización del convenio colectivo de empresa, correspondiente a la contrata de jardinería de la zona sur de la ciudad y que supone la desaparición del Convenio colectivo de trabajo de Poda, Saneamiento y Gestión del Arbolado Público de la Ciudad de Valencia, es cometido de la Asociación Española de Arboricultura (AEA), poner en valor y remarcar la importancia y necesidad de la existencia de categorías profesionales en una labor poco visible y poco reconocida, pero de una relevancia primordial para que el binomio árbol-ciudad sea una realidad.

Tras el conflicto laboral que ha provocado la eliminación de la categoría profesional de podador-palmerero en el nuevo convenio colectivo de empresa de una de las contratas municipales de jardinería, la AEA como Asociación Nacional, que desde el año 1995 agrupa al colectivo de profesionales de la arboricultura o Arbolistas, defiende la profesionalización y el reconocimiento del Arbolista como figura imprescindible para la adecuada gestión del arbolado urbano.

Con ese objetivo, desde la AEA, se propone dentro de la redacción del próximo Convenio Estatal de Jardinería, al ser este el documento de referencia del sector, el reconocimiento de estos trabajadores dentro del sector y por lo tanto su representación dentro de las categorías profesionales que recoge dicho convenio laboral.

Los Arbolistas son un colectivo de trabajadores que realizan operaciones en y sobre el arbolado, con el objeto de favorecer su desarrollo y mantenerlos sanos y seguros. Actúan basándose en los conocimientos técnicos de la Arboricultura, teniendo en cuenta los aspectos de conservación, de protección medioambiental y los reglamentos de seguridad.

Dado que los trabajos de Arboricultura son complejos y que se desarrollan durante todo el año, se requiere de personal altamente cualificado, con una formación actualizada, que trabaje de continuo y no estacionalmente. Además, las administraciones por un lado y los propietarios privados de árboles por otro, demandan cada vez más una mayor especialización (sensibilidad social, normativa medioambiental y laboral…), por lo que parece coherente que esté reflejada en los Convenios que regula laboralmente el sector y reconocida en categorías profesionales específicas que se correspondan a los trabajos que se realizan.

A nivel formativo, recalcar que dentro del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP) se encuentra el certificado de profesionalidad, AGAJ0109 (Nivel 3) Gestión y mantenimiento de árboles y palmeras ornamentales. Y a nivel europeo, las certificaciones ETW (European Tree Worker) y ETT (European Tree Technician), promovidas y avaladas por el EAC (European Arboriculture Council), recogen esas capacidades y equiparan los conocimientos en arboricultura de los profesionales arbolistas a nivel europeo.

En la página de la Asociación (https://aearboricultura.org) se puede acceder a la información referente a dichas certificaciones que recogen las tipologías profesionales de arbolista/podador (ETW) y arbolista técnico (ETT).

Por lo tanto, desde la AEA se considera necesario avanzar en el reconocimiento del esfuerzo formativo y corresponder a la especialización de un colectivo de trabajadores con una categoría profesional y una retribución acorde a los trabajos que se les demanda.

Junta Directiva de la Asociación Española de Arboricultura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies